Programa de fomento de empleo Programa de fomento de empleo

Historia

El origen de Bolulla es una alquería musulmana que un documento del siglo XV sitúa en la Vall de Garx y cuyo topónimo podría derivar del árabe Abu-i-Ùlyà. Junto con los actuales despoblados moriscos de Alcia y Garx formó una misma baronía que desde mediados del siglo XVI fue propiedad del arzobispado de Valencia. Entre los tres sumaban 14 casas en 1510, las mismas que en 1609, cuando tuvo lugar la expulsión de sus habitantes moriscos, siendo despoblada sólo Bolulla, que en 1646 apenas tenía 14 casa habitadas y pocas más, unas 16 casas, a comienzos del siglo XVII.

La auténtica colonización humana debió de tener lugar después, ya en 1786 eran censados 631, que habrían crecido a 923 en 1857, cifra demasiado alta para un lugar con tan pocos recursos agrarios, por lo que a partir de entonces la tónica dominante ha sido la emigración, primero a Argelia, a plantar viñas para los franceses, luego a Norteamérica (comienzos del siglo XX), posteriormente a Francia y Alemania (años 50 y 60) y últimamente a Altea, La Nucía, Benidorm.

Su población ha seguido por ello un ritmo decreciente: 701 habitantes en 1910, 600 en 1950, 456 en1970 y sólo 257 en 1991. En los últimos años y gracias al turismo (residentes extranjeros) y a los nuevos regadíos la población ha vuelto a crecer hasta 357 en el año 2003, y este crecimiento se ve incrementado en el 2007 por la publicación de la construcción de un balneario en las cercanías de la población.

El casco urbano, notablemente recuperado del abandono que estuvo sometido en décadas anteriores, se encuentra situado junto al barranco de Bolulla, al pie del Tosal de L´Hort, con calles estrechas y en pendiente ( Mayor, Ferrers, Sant Joseph) adaptadas a las curvas de nivel. De entre su caserío destaca la iglesia parroquial de Sant Josep y su campanario de torre cuadrada del siglo XVIII. A 2,5 kilómetros al NO del pueblo, sobre un alto peñasco se encuentra las ruinas de un pequeño castillo de origen musulmán. Celebra las fiestas patronales a San José, la Dolorosa y el Santísimo Sacramento en agosto. Los habitantes de este municipio reciben el nombre de bolulleros.